dilluns, 14 de desembre de 2009

Quotidianitat


De baixada, ens vam aturar a Palamós. El mar estava en calma i les barques varades gronxaven poc. Les xarxes esteses donaven color al moll. Vaig fer fotos de tot plegat. I també vaig fotografiar gavines que baixaven o s'aixecaven de l'aigua. Un cop passades les imatges a l'ordinador em vaig adonar que les meves gavines sempre volaven cap a l'esquerra.

A causa de la neu han tallat les carreteres de Falset i de Cornudella. Aquí només una mica de pluja. Demà la carretera de les Borges em permetrà viatjar cap a la feina. I hauré de posar la ràdio. I m'informaran del que passa pel món. La crua quotidianitat.

1 comentari:

meiga ha dit...

Perdonad mis intermitencias y olvidos... Ya no recordaba en que época fue que habíais colgado aquellas fotos en que estabais todos guapos y felices (recuerdo algo de tu traje, Magda, tendré que ir a los álbumes que para eso están)
Aqui no ha nevado, pero tenemos un cielo gélidamente limpio y estrellado que destila un aire afilado cual bisturí sobre las mejillas.
Pero para dias de frío atmosférico, de frío en los periódicos y en los altos despachos donde se toman las decisiones, esta este llar de foc, esta lareira nuestra, como un acadena quieta.
Yo también pertenezco a ese colectivo de personas que admiran al Pare Josep y desearían poder conocerle en persona, tanto que lo hemos llegado a sentir cerca a través de su sobríno. Que la estancia en cuidados intensivos sea corta.